Baños y Limpieza
Un conejo jamás se debe bañar sin la autorización de su médico veterinario

Los conejos son animales muy limpios, ya que realizan rutinas de auto acicalamiento varias veces por día. Tener un conejo sano, en un ambiente limpio y adecuado, es fundamental para mantener su higiene y así evitar problemas dermatológicos secundarios. En casos muy especiales, puede resultar necesario limpiarlos, por ejemplo cuando tenemos conejitos con problemas de movilidad por pododermatitis severas, obesidad, o incluso con paraplejía.

En el caso de que tu conejo se manche solo las patas o la zona genital, no hace falta bañarlo, ya que se pueden usar toallitas húmedas de bebé para limpiar esa zona.

Un conejo jamás se debe bañar sin la autorización previa de su médico veterinario, quien indicará hacerlo solo en casos puntuales donde sea necesario para su salud.

No es recomendable bañar a los bunnies ya que esto los estresa mucho. Y en casos determinados, donde si sea necesario realizarlo, solo se recomienda realizar baños locales en la zona afectada, y nunca hacer un baño completo o de cuerpo entero. Además debes intentar que éste sea un proceso lo menos estresante posible, y que se logre una rutina relajante, tanto para el conejo, como para su propietario.

Aquí te damos algunos tips para que limpies a tu conejito.

Ambiente

El ambiente debe ser tranquilo para que no se asuste y que tu conejo se sienta en confianza con la persona que bañará. Si se asusta mucho te aconsejamos dejar el baño para otro momento, porque el forzarlo hará que se genere un trauma y no pueda llegar a disfrutar del momento.

Shampoo

Al momento de elegir el shampoo tienes dos opciones, utilizar un shampoo especial para conejos, o un shampoo neutro para bebes.

Debes aplicarlo en una pequeña cantidad junto con agua tibia para que con la ayuda de la espuma puedas enjabonarlo en la zona que necesitamos limpiar. Tenemos que tener en consideración que el agua y el shampoo jamás deben tener contacto directo con sus ojos, ni con sus orejas, ya que pueden causar irritaciones o una otitis secundaria debido a la humedad que se generará en el pabellón auricular interno. Recuerda eliminar todos los restos de shampoo al momento de enjuagarlo, puedes ayudarte con un recipiente para ir echándole agua y frotarlo al mismo tiempo.

Secado

Cuando ya se encuentre totalmente enjuagado debes secarlo con una toalla absorbente para retirar todo exceso de agua de su pelaje. Te aconsejamos que tengas una toalla específica solo para tu conejo y que sea del tamaño adecuado para él.

Luego, lo ideal es secarlo con un secador de pelo a temperatura media y a una distancia prudente para evitar posibles quemaduras. Siempre es importante dejar su pelaje bien seco, no debe quedar húmedo, ya que podría desencadenar problemas dérmicos secundarios, y además debes evitar que el aire del secador tenga contacto con sus ojos y orejas.

En caso de que tu conejito se estrese con facilidad, te recomendamos que lo vayas acostumbrando unos días antes del baño al ruido del secador de pelo, tratando de dejarlo encendido lejos de él, y en ese momento puedes jugar con tu conejo y ofrecerle algún snack, para que no asocie su ruido con algo malo.

Cepillado

Una vez terminado el secado, puedes cepillarlo para eliminar nudos en el pelo y evitar que se enreden. Así tu cone quedara limpio y esponjoso.

Es preferible hacerlo en épocas calurosas para evitar resfríos.