Obesidad o sobrepeso
Siempre debes incentivar a tu conejo a realizar actividad física para evitar problemas en su salud

La obesidad es una enfermedad muy común en conejos domésticos. Se produce por el exceso de grasa en el cuerpo producto del consumo de calorías, alimentación baja en fibra y poco o nada de ejercicio. Si tienes un conejo o a futuro adoptarás uno, es necesario que leas este artículo para que conozcas los cuidados que se debe tener respecto a su alimentación.

Juega con tu conejo e incentívalo a estar activo. Puedes sacarlo a pasear y déjale la jaula abierta siempre para que se sienta en libertad y salte cada vez que quiera. Estimula su curiosidad construyendo pequeñas rutas o escondites. Verás que un conejo libre es un conejo feliz.

Por lo general las personas quieren mimar a sus conejitos, y lo hacen dando de comer cosas que les encanta como frutas, premios, o pellet en exceso. Es común pensar que los conejos se alimentan de zanahoria, pero por el contrario, todas las verduras de color, como el pimentón, la zanahoria; tienen mucha azúcar, por lo que se considera una "golosina" para ellos, debiendo limitarla en su consumo.

La obesidad con el tiempo produce o predispone a otras enfermedades, como Miasis, enfermedades hepáticas, artritis y/o artrosis, entre otras. Además la falta de vitalidad producto del agotamiento, el conejito no podrá acicalarse ni comer sus cecotrofos, producirá heridas en sus patas traseras (pododermatitis y úlceras) y en casos extremos hasta en sus patas delanteras.

Los conejos por naturaleza son animales de presa, esto hace que sean muy hábiles para correr y saltar. Un conejo obeso no podrá disfrutar de esto, es por eso la importancia del espacio que tenemos para ofrecerles, y es muy importante que permanezca siempre o la mayor parte del tiempo suelto y no encerrado en una jaula, para así poder incentivar el ejercicio.

Las conejas por naturaleza tienen una papada muy abultada para poder sacarse pelos cuando preparan sus nidos, además de ser una reserva grasa, pero cuando una papada es demasiado grande, sospecharemos de sobrepeso, lo mismo si en proporción su cabeza es más pequeña que su cuerpo, o notamos que come y duerme, pero no tiene energía y/o está desaseado.

Queremos enfatizar en que los conejos necesitan de espacio para poder ejercitarse. Ellos al igual que todo ser vivo, son muy inquietos de pequeños, y con el paso de los años sus actividades son menores, y pueden tener tendencia al sedentarismo. Si tenemos un conejo en semi-libertad, debemos dejarlo libre la mayor parte del tiempo, y ese momento aprovecharlo lo máximo en ejercitarse y jugar con el conejito. Te darás cuenta que un conejo adulto no necesita una jaula porque son muy tranquilos, y teniendo los objetos peligrosos fuera de su alcance (como por ejemplo los cables), no tendrás problemas con ellos.