Jaulas y corrales

Para todo conejito discapacitado es indispensable desenvolverse en un ambiente cómodo, tener acceso a instalaciones y artículos adaptados a sus requerimientos, ya que beneficiará su estado de salud y emocional. Por eso, al momento de buscar jaulas o corrales debes tener claro cuáles son sus limitaciones, sus necesidades, si puede moverse o desplazarse para ir donde esté su comida y agua, si tiene control de vejiga, y si tiene o no que estar confinado por su seguridad o puede permitírsele un poco más de espacio para moverse. Siempre pregúntale a tu médico de cabecera qué es lo mejor para tu conejito o coméntale si tienes alguna idea de cómo armar su hábitat para que él pueda guiarte.

Corrales

Un corral plegable proporciona la comodidad ideal para la mayoría de los tutores, y a la mayoría de los conejos discapacitados les va bien en estos corrales, a menos que, por supuesto, tengan una condición que requiera movimiento o espacios reducidos.

Los corrales plegables se pueden hacer más pequeños o se pueden expandir para adaptarse a las necesidades del conejo y ajustar para adecuarse a los espacios. Son además transportables por lo que los puedes llevar a cualquier lugar si así lo necesita tu conejito. La altura dependerá de si tu pequeño puede saltar o tienes más conejos u otro animalito que pueda invadir su espacio.

Puedes poner colchas en los bordes de la parte baja para que no enrede sus patitas, y dependiendo del problema que tenga, deberás acomodar el piso más blando y/o más absorbente y/o menos resbaladizo.

Jaulas

Una jaula es el alojamiento menos deseable para un conejo. Sin embargo, en el caso de un conejo discapacitado, las jaulas pueden ser necesarias, especialmente al comienzo de una lesión o condición. Ésta jaula en ningún caso debe tener rejilla en su base (debe ser de base plástica), y la modificaremos según sus necesidades.

Si un conejo ha sufrido una lesión importante en la espalda, normalmente deben estar muy limitados en el movimiento para permitir que se sane. Su principal ventaja es que existen muchos suministros accesibles y diseñados para ser utilizados con ellas, como los bebederos, platos, henera, juguetes y ropa de cama o colchonetas están hechos para acondicionarse a sus estructuras.

Una jaula para perros de tamaño grande o mediano puede proporcionarle un alojamiento adecuado, e incluso una cuna de bebe pudiera ser una buena idea en algunos casos, y puede funcionar mejor para aquellos que necesitan, hasta cierto punto, un espacio restringido. Ambos son fáciles de instalar y de mover, y se pueden personalizar en el interior de manera muy similar a un corral. La ropa de cama a menudo se acomoda fácilmente al interior y, en general, pueden ser un buen hogar más pequeño para un conejo discapacitado. Debes siempre elegir jaulas que sean de fácil acceso, donde no tengas problemas para dejar a tu conejito de forma cómoda y que también te sea fácil sacarlo en caso de alguna emergencia.

Camas

Se recurre a ella en los casos en que tu conejo no se puede mover o lo hace de forma limitada, como en el caso de un conejo paralizado, o con múltiples miembros amputados, con artritis, etc. Es necesario que prestes atención a su ropa de cama, si ésta se ajusta a las necesidades y estilo de vida de tu pequeño.

Si padece de incontinencia, necesitarás alguna manta absorbente que puedas lavar y debajo de eso poner sabanillas absorbentes para evitar que su piel tenga contacto con la humedad. Es primordial mantener su ropa de cama limpia y seca. Existen en el mercado mantas lavables especiales para el descanso de mascotas con materiales anti bacterianos, hongos y ácaros, además de ser antideslizantes y dejan pasar los líquidos. Puedes consultar en tiendas especializadas como aquellas de ortopedia para mascotas.

Puedes encontrar mayor información en la sección de letrinas y heneras y/o accesorios para conejos discapacitados.

Revisado por la Dra. Natalia Villalobos.