Escrito por: Gianella Jurado Antón

Es posible que tu conejo esté ciego o está desarrollando dicha condición si presenta: ojos hinchados o enrojecidos, pupila dilatada, pupilas asimétricas, su ojo luce borroso, tropieza con muebles u otros elementos, no capta incentivos visuales, se asusta fácilmente con los sonidos, se desplaza guiándose por las paredes, se angustia en lugares desconocidos, actúa con precaución y se mueve con lentitud.

En primer lugar, es necesario reconocer pero, sobre todo, identificar la sintomatología que se pueda presentar. Cabe destacar, que es imprescindible detectar cualquier manifestación en sus etapas tempranas para poder erradicar la enfermedad, evitar o ralentizar su evolución.

No hay cura para la ceguera en conejos a menos que sea causada por una catarata que se puede operar, pero es tu responsabilidad poner a su disposición un ambiente seguro.

La especie demanda atenciones médicas de modo regular, con carácter preventivo idealmente cada 6 meses (pudiera ser más seguido si por alguna razón en particular lo determina su médico veterinario).

Una vez determinados los síntomas, es de suma importancia acudir al veterinario de exóticos para que pueda realizar un diagnóstico.

Cuando un conejo sufre la pérdida total o parcial de la vista existen diversos factores causantes, tales como:

  • La edad: Con el pasar de los años la capacidad visual va disminuyendo.
  • Cataratas: La opacidad o turbiedad en el cristalino del ojo produce una visión borrosa.
  • Encephalitozoon Cuniculi: Enfermedad causada por el parásito intracelular que puede desencadenar una serie de problemas de salud como parálisis parcial o completa, mala coordinación, afectación de corazón, hígado y pulmones, entre otros. Entre las lesiones más comunes que produce, es la uveítis facoclástica, la cual afecta la visión de nuestro conejo. 
  • Abcesos: Acumulación de pus, que genera inflamación y dolor. Se origina a raíz de una infección, y para protegerse el organismo los produce en cualquier parte del cuerpo. Pueden existir abscesos retrobulbares (detrás del globo ocular), los cuales pueden comprimir ciertos nervios, generando pérdida de visión, o incluso en algunos casos pudieran generar la pérdida de la vitalidad del globo ocular, necesitando cirugía. 
  • Glaucoma: El aumento de la presión intraocular afecta a la retina e impide la regulación del fluido, generando un exceso o falta de líquido. A largo plazo causa ceguera.
  • Lesiones: Severos traumatismos en los ojos pueden ocasionar la pérdida del sentido de la vista.
  • Genética: Nacer ciego es un mal congénito que un antecesor puede heredar a sus descendientes.

Ante la ceguera es preciso que conserves el orden de las cosas en tu hogar, es decir, no alteres la distribución de los objetos, ya que tu bunny necesita familiarizarse y recordar su entorno. Cualquier cambio sería perjudicial.

Aparta objetos cortantes o que puedan lastimarlo. Vigila sus pasos para ayudarlo en caso de quedar atrapado en algún agujero.

Respecto a los espacios, es conveniente que, en un principio, el conejito cuente con un espacio limitado. A medida que se vaya acoplando podrías incrementar su perímetro, con el objetivo de que gane más libertad sin perder su seguridad.

Si necesitas cambiar su espacio personal, lo más recomendable es que actúes progresivamente, moviendo su jaula unos centímetros cada día y no sienta la mudanza como un cambio intempestivo. Si llegase a notarlo se estresaría. Guíalo para que vaya entrando y saliendo por sí mismo sin estresarse.

Trata de no tomarlo en brazos, pues se sentiría desorientado al momento de dejarlo en el suelo. Sólo en caso de ser estrictamente necesario, puedes levantarlo pero déjalo en el mismo lugar que cogiste para que se pueda guiar. Mucha cautela cuando te quieras acercar, procura buscar un aroma y un sonido (tu voz) para ponerlo en sobre aviso.

Los bunnies con esta discapacidad emplean mucho más su nariz y boca como herramienta de investigación. Asimismo, debes adoptar una rutina para que se acostumbre y pueda recordar las actividades que realiza.

Recuerda que tu conejo presenta esta condición y debes ser muy paciente con él en todo momento, brindarle mucho amor así contribuirás para que su vida sea más larga y sana.