Terapias complementarias
Esta alternativa no debe utilizarse como sustituta de la medicina convencional

Escrito por: Gianella Jurado Antón

Aromaterapia

La aromaterapia es una disciplina milenaria que emplea aceites esenciales provenientes de diferentes partes de flores, hojas, corteza, madera, raíces, semillas o cáscaras cuya finalidad es equilibrar y armonizar interiormente a nuestros conejitos.

Actúan directamente en su sistema límbico y cerebro y generan una respuesta sicológica o fisiológica.

Los medios de aplicación de estos aceites son la difusión, nebulización o vía tópica, ya que necesitan llegar al organismo a través de la mucosa nasal o de la piel. Normalmente se emplean difusores para que ingresen directamente a las vías respiratorias del conejito y obtener los resultados esperados.

Entre sus principales beneficios se encuentran:

  • Apoyar al sistema inmunológico
  • Llevar el equilibrio a su cuerpo y mente
  • Se emplea como una alternativa de limpieza natural
  • Aliviar el estrés
  • Fortalecer el cuerpo
  • Mitigar la fatiga
  • Reducir la ansiedad

Es improbable que esta práctica sane enfermedades más graves, por ese motivo recomendamos que no se use como sustituto de la medicina convencional.

Recuerda que este tratamiento debe ser prescrito y dirigido por un aromaterapeuta veterinario, pues la composición de ciertos aceites podría ser tóxica si el paciente los ingiere al lamerse o limpiarse.

Acupuntura

Es una técnica milenaria china que consiste en clavar pequeñas agujas de manera inocua en ciertas regiones anatómicas del paciente, con la finalidad de mejorar tanto su salud física como psíquica.

La acupuntura no sólo se emplea para conseguir un efecto curativo o paliativo, sino que también se utiliza con fines preventivos.

Al momento de insertar una aguja se liberan una serie de neurotransmisores y hormonas (endorfinas, serotonina, acetilcolina) responsables de controlar los efectos de este tratamiento, los cuales estimulan el Sistema Nervioso Central y Periférico, de este modo generan los resultados deseados.

Es una alternativa que si bien no cura enfermedades, ayuda a mitigar el dolor, mejorando considerablemente la calidad de vida del paciente. Es recomendable en casos de:

  • Artrosis
  • Artritis
  • Parálisis parciales
  • Dolor crónico
  • Dolor agudo
  • Síndrome vestibular
  • Alergias
  • Otitis
  • Alteraciones del sistema digestivo
  • Lesiones ortopédicas

La acupuntura no garantiza ser la cura definitiva de enfermedades severas, pero sí constituye una alternativa eficaz en el alivio de los síntomas asociados, como por ejemplo focos de dolor.

Tienes la opción de combinarla con la medicina convencional.

Para finalizar, debes tener presente que este tratamiento sólo puede ser llevado a cabo por profesionales en la materia, pues una mala práctica en lugar de ayudar a tu conejo lo único que hará es perjudicarlo.

Flores de Bach

Dentro del campo de la veterinaria natural, las Flores de Bach están tomando mucha fuerza por su sencillez de uso y su efectividad.

Las Flores de Bach son esencias naturales de flores silvestres, de orden homeopático. Cada una de estas esencias florales son capaces de corregir cada una de las emociones negativas del individuo enfermo.

Esta alternativa suele tratar problemas emocionales o físicos que desarrollan los cones tales como:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Apatía
  • Maltrato
  • Abusos
  • Estrés causado por la dificultad de tener que adaptarse a un lugar nuevo.
  • Sufrimiento ocasionado por la separación de su madre, pareja, algún amigo o de su compañero humano.
  • Como tratamiento complementario a enfermedades como splay legs.

Las Flores de Bach deben ser suministradas por un profesional y, normalmente, es aplicado en gotas en el plato de agua o botella de tu conejito.

Lo primordial es estar atentos a la conducta de tu mascota. Ante cualquier cambio debes:

Primero, realizar un chequeo veterinario completo para descartar patologías, parásitos internos, enfermedades, etc.

Segundo, es necesario efectuar una evaluación minuciosa de la vida familiar como: muertes, mudanzas, casamientos, divorcios, etc.

Una vez diagnosticado el problema, el especialista procede a recetar una fórmula con Flores de Bach.