Chuecky

09.02.2019

Chueky está detrás de otra linda historia por contar. Él es un conejito de un año y medio de edad, rescatado de la calle por una amable señora, quien posteriormente se puso en contacto con Bunny Lovers, para buscarle un hogar. En medio de este proceso se hizo notorio que no era un conejito común, pues padecía del "síndrome de la cabecita chueca", cuya principal particularidad es el ladeo de la cabeza de quien lo sufre.

Afortunadamente, llegó a su vida una dulce jovencita llamada Francisca, quien entregó amor y protección a Chueky, dentro de su cálido hogar desde marzo de 2018.

En un principio era muy tímido, hosco y huraño. Su nueva dueña lo llevó en múltiples ocasiones a distintos veterinarios de exóticos para determinar que enfermedad padecía. Finalmente, supo que su pequeño sufría del síndrome vestibular, que producía su pérdida de equilibrio, e incapacidad de mantener la posición normal del cuello, que provocaba que su cabecita esté torcida. Pero su comportamiento cambió con el paso del tiempo, ya que su dueña y su entorno familiar se adaptaron a las necesidades de Chueky. Además encontró una inseparable amiga de juegos porque Francisca adoptó otra conejita. Aunque esta afección no permita una recuperación al cien por ciento, actualmente se encuentra mucho mejor, gracias a los tratamientos y medicación que fue sometido.

Para Chueky tener la cabecita ladeada no es un impedimento para correr, jugar y divertirse. La historia de Chueky nos demuestra su infinita fortaleza pero, sobretodo, el inmenso amor que puede sentir una persona hacia un conejito discapacitado.