Neumonía

La neumonía en conejos es una enfermedad peligrosa y complicada. Se trata de una inflamación del tejido de los pulmones, debido a varios factores:

Si el conejo tiene un sistema inmunológico debilitado, incluso las bacterias que normalmente están presentes en la boca, en la garganta y en los pulmones pueden llegar a ser infecciosas para él y desencadenar una neumonía.

La neumonía es similar a la pasteurelosis en lo que son síntomas, los más frecuentes son:

Esta enfermedad hace perder peso debido a la falta de oxigenación del organismo, por eso se puede llegar a apreciar al conejito con una mala apariencia física.

Toda signología de una neumonía, tiene como resultado una MENOR absorción de oxígeno por la sangre y puede derivar en problemas múltiples y debilitamiento, incluso al punto de no poder mover sus extremidades si no se trata a tiempo. Es entonces cuando los tutores, notan que pasa algo grave pensando que han quedado inválidos.

La falta de oxígeno en los orejones se nota cuando sus ojos se tornan blanquecinos y sus orejas azuladas. En los conejos albinos, sus ojos color rubí cambian a color rosa azulado. En ocasiones, la cabeza del conejo se extiende hacia atrás en el intento de recibir más oxígeno.

Hay que tener en consideración que el órgano de mayor tamaño en el cuerpo de un conejo son los pulmones, por esto, si esta enfermedad no se trata con rapidez puede llegar a tener un final dramático.

El agente que causa la neumonía en los conejos es la bacteria pasteurella, que tiene un periodo de incubación hasta de 15 días.

Los exámenes que se pueden realizar para determinar la enfermedad son:

Radiografías de pecho, que nos ayudan a identificar abscesos y lesiones.

Para evitar la neumonía o cualquier cuadro respiratorio en un conejo, debe evitarse las corrientes de aire, no exponerlos al frío o aire frío y a la humedad excesiva, y ante cualquier signo, acudir inmediatamente a un médico veterinario de exóticos.

En la foto, Yoyo recibiendo nebulización, parte del tratamiento de la neumonía en casos moderados a severos.